LOS ACTOS DE HOSTILIDAD: El traslado del trabajador a un lugar distinto

LOS ACTOS DE HOSTILIDAD: El traslado del trabajador a un lugar distinto

El traslado del trabajador a un lugar distinto

Para la configuración de este supuesto es necesaria la concurrencia de los siguientes elementos:

  • Traslado del trabajador a un lugar distinto;
  • Propósito de causarle perjuicio.

Traslado del trabajador a un lugar distinto: la palabra traslado define el concepto de cambio, movilidad, desplazamiento.

Propósito de causarle perjuicio: se tiene que comprobar que existió una intención de causar perjuicio, es decir, el de causar un malestar al trabajador con la finalidad de que renuncie a sus labores.

La Corte Suprema ha establecido que el empleador puede determinar el traslado del trabajador siempre que tenga razones justificadas para ello y no se desmejoren las condiciones del trabajador.

El traslado del trabajador debe ser motivado, y acreditarse la razonabilidad y funcionalidad de la decisión. De no cumplirse con ello, para probar el acto de hostilidad laboral, no será necesario que el trabajador pruebe el perjuicio que le ocasionó el cambio.

La Corte Suprema considera que, si el traslado causa perjuicio económico al trabajador, al incurrir en gastos de alojamiento y pensión, esto constituye hostilización.

Infracción normativa del inciso c) del artículo 30° del Texto Único Ordinario del Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por el Decreto Supremo N° 003-97-TR:
“Artículo 30°.- 
Son actos de hostilidad equiparables al despido los siguientes:
c) El traslado del trabajador a lugar distinto de aquel en el que preste habitualmente servicios, con el propósito de ocasionarle perjuicio (…)”.

A %d blogueros les gusta esto: