LOS ACTOS DE HOSTILIDAD: Reducción inmotivada de la remuneración y reducción de categoría

LOS ACTOS DE HOSTILIDAD: Reducción inmotivada de la remuneración y reducción de categoría

Reducción inmotivada de la remuneración y reducción de categoría

La remuneración tiene carácter contraprestativo, dado que el trabajador percibe este concepto por la prestación de servicios que realiza a favor del empleador. Ello se encuentra protegido por el primer párrafo del artículo 24 de la Constitución Política de 1993. Es el principal ingreso que recibe el trabajador, teniendo así el carácter de irrenunciable, por lo que ningún trabajador puede renunciar a este derecho.

Sin embargo, y dadas las circunstancias, existen casos donde la reducción de la remuneración es válida siempre y cuando exista la aceptación del trabajador a que se proceda a efectuar un descuento de lo que percibe por las labores desempeñadas, lo cual encuentra respaldo en la Ley N° 9463. De no existir una aceptación del trabajador respecto a la reducción de la remuneración, se configura un acto de hostilización dado que el empleador abusaría del poder de dirección, vulnerando así el derecho constitucional a la remuneración.

La reducción de categoría es un acto hostil cuando el empleador toma la decisión, de forma unilateral, de proceder a rebajar la categoría del trabajador a una distinta de la establecida previamente en el contrato de trabajo y sin acreditar el motivo de su proceder.

A %d blogueros les gusta esto: